StarkStation

Recomendaciones

Home  >>  Recomendaciones

 162

 


Consejos para cuidar el teléfono celular.

El teléfono celular se ha convertido en una herramienta indispensable en la vida del ser humano. Es uno de los productos más vendidos del mundo, aunque aún existan algunas personas a las que no les gusta ni les interesa adquirir uno. Muchas personas cambian sus celulares porque piensan que está “pasado de moda o viejo”. Otros, deben cambiarlo porque está en muy mal estado, sucio, o rayado, pero este no será tu motivo después de leer este articulo.

Te mostramos los cuidados que debes tener en cuenta, para ahorrarte problemas y alargarle la vida útil a tu teléfono celular:

1- Las tres primeras cargas deben ser hechas cuando la batería quede totalmente descargada (cuando el celular se apague solo)

2- No dejar la batería conectada al cargador después de que se complete la carga de la misma.

3- No acercar la batería del fuego o a altas temperaturas.

4- No dejar el celular en el baño mientras se usa la ducha.

5- Conserva el teléfono seco. En caso de contacto con agua o algún líquido, debes retirar la batería y dejar que el celular se seque completamente antes de volver a colocarla.

6- No usar ni guardar el teléfono en lugares con polvo y suciedad.

7- No exponer el teléfono a temperaturas demasiadas bajas o demasiadas altas.

8- Evitar que el teléfono sufra golpes.

9- No usar productos químicos, diluyentes o detergentes abrasivos para limpiarlo.

10- No pintarlo ni colocarle calcomanías.

11- Solo utiliza accesorios y baterías comprados en locales de agentes oficiales.

Por Martín Pores para Informática-Hoy.

Fuente: Informatica-hoy.com.ar

 


Un especialista de la industria informática local publicó una interesante serie de recomendaciones (para notebook).

El gerente general de operaciones de Toshiba en Argentina, Sebastián Rial, detalla algunos consejos para cuidar las notebooks, ya que es sabido que pueden presentarse situaciones imprevistas o acciones que se realizan cotidianamente sin saber que no favorecen a la perdurabilidad del equipo.

Derrame de líquidos: al momento de adquirir un equipo, deberemos asegurarnos que ante un derrame de líquido esté preparado para cerrar todos los programas correctamente, para darle click en la función apagar como lo hacemos habitualmente. Ante este tipo de accidente el equipo se deberá desconectar de la corriente eléctrica, sacar la batería y dejarlo secar. No es aconsejable apagarlo incorrectamente. La salvedad del equipo dependerá del tipo de derrame que haya sufrido. Si el agua que se derramó fue demasiada, es conveniente llevarlo a inspeccionar. El derrame de agua deja huella y todo lo que toque se puede haber oxidado. Si el derrame fue mínimo, habrá que desconectarlo, sacar la batería y dejarlo secar como mencionamos anteriormente. Luego de un tiempo prudencial, una vez que el agua se haya secado, habrá que volver a intentar su encendido. Nunca se aconseja colocar el equipo al sol para que seque más rápido. Ningún equipo soporta la exposición directa, ya que la pantalla y los plásticos se dañarán.

Permitir el flujo de aire: el calor y el polvo son unos de los principales enemigos de los dispositivos móviles. Es recomendable no utilizar la notebook mientras estamos relajados en la cama o en el sillón, ya que al tenerlo en una posición que no facilita su ventilación hará que levante temperatura, lo que puede perjudicar el equipo.

Polvo en el ambiente: dependiendo del piso en el que se encuentre la oficina, se deberán hacer mayor o menor cantidad de controles regularmente, ya que es notoria la diferencia en cantidad de polvo que puede ingresarle al equipo estando en una oficina en un primer piso que estando en un sexto. Para detectar fácilmente si nuestro equipo tiene polvo, un indicador será el ruido que hará el cooler. Es recomendable contactar al Servicio Técnico de la marca adquirida, para hacerle una limpieza general. No es recomendable sopletear el equipo, para no provocar que se desparrame el polvo a otras piezas. Es así como el polvo tiene que ser aspirado, no removido.

Uso intensivo: en el caso que te encuentres utilizando la notebook como computadora de escritorio, esta recibirá un uso intensivo. No quiere decir que no esté preparada para soportarlo, sino que utilizando dispositivos como teclado, mouse y monitor externo vas a alargar mucho más su durabilidad. El constante dedo en el touchpad y el teclado irán degrandando el material, y también la pintura se irá saliendo con el uso.

Portátil en la playa: utilizar la computadora al aire libre puede traer daños en los plásticos. Los componentes toman temperatura y se sumará a la que ya provee la computadora. Esto provocará que la temperatura esté muy cerca de fusión del estaño.

Productos para limpiar la notebook: actualmente, diversas marcas han elaborado líquidos específicos para limpiar las notebooks. Son de fácil acceso para adquirir en góndolas de cualquier supermercado. No se deberá utilizar agua ni detergentes ni productos que contengan alcohol ni solventes, ya que determinadas pinturas se verán afectas.

Cómo preservar la batería: la notebook con batería que contiene litio polímero no tiene memoria. Por esa razón, se puede usar constantemente conectada, y a su vez con la batería colocada, sin tener inconvenientes. Todas las baterías tienen una duración específica otorgada por el fabricante. Generalmente, el uso puede rondar entre uno a dos años; preservarla aún más dependerá de que esa batería cicle al menos una vez por semana. Esto significa que la batería deberá ser descargada y luego cargada completamente al menos una vez por semana.

Fuente: Lavoz.com.ar

 


Los 10 consejos para mantener sin virus a la computadora

Cada vez son más frecuentes y en algunos casos más dañinos los ataques a través de Internet. Aprenda a mantener protegida la PC de su casa de manera sencilla.

Tengo un software antivirus?, eso es todo lo que necesito para tener limpia mi computadora?. Esa es una de las frases más comunes que suelen escucharse entre los usuarios de Internet.

Pero nada más alejado de la realidad. Así como sucede con la tecnología, los hackers perfeccionan día a día sus gusanos y otras amenazas para hacer blando en los usuarios desprevenidos o demasiado confiados.

De esa manera, Symantec, una de las empresas líderes en seguridad informática, elaboró una lista con 10 consejos sencillos de implementar para mantener a salvo la computadora del hogar.

1 – Instale software antivirus confiable: analiza los archivos periódicamente en busca de cambios inusuales en el tamaño de los archivos, programas que corresponden a la base de datos de virus conocidos del software, archivos adjuntos de correo electrónico sospechosos y otros signos de advertencia. Instalar un software antivirus confiable es el paso más importante que puede dar para mantener su computadora libre de virus.

2 – No abra los archivos adjuntos automáticamente: asegúrese de que su programa de correo electrónico no descargue automáticamente los archivos adjuntos a fin de asegurar que usted pueda examinar y analizarlos antes de ejecutarlos. Remítase a las opciones de seguridad de los programas de su mail o al menú de preferencias para recibir instrucciones.

3 – Analice todos los archivos adjuntos que entran por el e-mail: asegúrese de ejecutar cada archivo adjunto que usted planee abrir a través de la revisión antivirus. Hágalo incluso si usted reconoce y confía en el remitente. Los códigos maliciosos como los troyanos pueden deslizarse en su sistema, incluso cuando parecen ser de una fuente amigable.

4 – Obtenga protección inmediata: configure su software antivirus para arrancar automáticamente en inicio y ejecutarlo en todo momento a fin de brindarle una protección de copia de seguridad en caso que olvide analizar un archivo adjunto electrónico o si decide no analizarlo. Y en caso de que olvide arrancar su software antivirus, si lo configure para que se inicie por si mismo, le garantizará protección inmediata.

5 – Actualice su software antivirus con frecuencia: un programa antivirus sólo es bueno si se actualiza con frecuencia. Los nuevos virus, gusanos y caballos troyanos se crean a diario y sus variaciones pueden ingresar por un software que no esté actualizado. La mayoría de los productos cuentan con una opción para actualizarse de manera automática.

6 – No descargue programas desde la web: las fuentes no confiables como los grupos de noticias de Internet o los sitios web de que los que usted nunca escuchó pueden ser proveedores de virus. Evite los archivos de descarga sobre los cuales no sepa si son seguros. Esto incluye freeware (programas gratuitos), protectores de pantalla, juegos y otros programas ejecutables, archivos con la extensión “.exe” o “.com” como “coolgame.exe”. Si usted tiene que descargar de Internet, asegúrese de analizar cada programa antes de ejecutarlo. Guarde todas las descargas en una carpeta fácil de encontrar y luego ejecute el análisis de virus en todos los archivos de la carpeta antes de usarlos.

7 – No arranque desde un disco flexible: son uno de los métodos más comunes de transmitir los virus. Si está usando un disco flexible mientras trabaja en su computadora, retírelo cuando apague el equipo o de lo contrario la computadora automáticamente intentará arrancar desde el disco flexible quizás ejecutando los virus en el disco.

8 – No comparta los discos flexibles: incluso un amigo bien intencionado puede sin saberlo contagiarlo con un virus, un troyano o un gusano. Etiquete sus discos flexibles claramente para que distinga los suyos y no los preste. Si un amigo le presta un disco flexible que no es suyo, sugiérale un método alternativo para compartir archivos.

9 – Analice los discos flexibles antes de usarlos: siempre es importante analizar los discos flexibles antes de usarlos, especialmente si está usando el disco para llevar la información entre una computadora y otra. Usted puede fácilmente recoger un virus de una red insegura e introducirlo en su sistema. Ejecute un análisis de virus antes de ejecutar alguno de los programas del disco para evitar las infecciones.

10 – Utilice el sentido común: siempre es mejor no equivocarse con la seguridad. Si no está seguro sobre un archivo adjunto enviado por correo electrónico, bórrelo, en especial si proviene de una fuente que usted no reconoce. Si existe material animado en un sitio que parece no ser profesional, no lo descargue.

Vale la pena aclarar que hoy en día existen muy buenos programas antivirus gratuitos para aquellos que no puedan o no quieran acceder a los sistemas de protección pagos.

Fuente: Infobae.com

 


Un paso a paso para registrar tu celular y bloquearlo en caso de un robo.

El sistema busca evitar la reventa y combatir el mercado negro de teléfonos. Tutoriales según la compañía prestadora.

Con el objetivo de combatir el robo de celulares, el Gobierno habilitó un registro de usuarios. Los clientes prepagos (un 80 % del total) deben validar sus líneas y vincularlas con un código único que identifica a cada teléfono. Eso permite bloquear los equipos ante una denuncia de robo.

A continuación, un paso a paso para entender cómo funciona el sistema y cuatro tutoriales, según la prestadora del servicio.

Para registrar las líneas, los usuarios tienen que llamar al *234#. Quienes ya tengan el número a nombre de un titular, recibirán un mensaje que confirma que no hace falta realizar el trámite.

Los clientes deberán ingresar su número de DNI y responder preguntas de seguridad: en general son sobre fechas de nacimiento y domicilios.

Al validarla, la línea queda vinculada a un titular y a un número de Identidad Internacional de Equipo Móvil (IMEI), un código único que identifica a cada celular (no hace falta que el usuario lo conozca).

Los usuarios que ya posean un línea en funcionamiento tienen 18 meses para realizar el trámite. Los que adquieran un nuevo chip prepago deberán validarlo como condición necesaria para comenzar a utilizarlo.

En caso de sufrir un robo o extravío, los usuarios deben comunicarse con el *910. No hace falta presentar denuncia policial.

Este paso permite dar de baja la línea para evitar que sea utilizada en un ilícito y bloquear el celular, a través del número de IMEI. Ese código único pasa a integrar una “lista negra” que impide su reutilización. Luego de la denuncia, el usuario puede recuperar su línea a través de la compañía prestadora.

Los especialistas aseguran que hay mecanismos para adulterar el número de IMEI, pero que se trata de un proceso que requiere de conocimientos específicos. “Eleva la complejidad”, explican. El objetivo del Gobierno es que esas complicaciones para la reventa desalienten el robo de celulares, un delito que en 2016 tuvo 4.700 casos por día.

Fuente: Clarin.com